¿Pueden los diabéticos donar sangre?

Las personas que padecen de diabetes o hipertensión pueden ser donadores de sangre, aunque esta afirmación te parezca extraña, si la persona tiene un control estricto de su salud y tiene los niveles de glucosa estables, con un buen tratamiento médico puede donar.

Esta es una labor altruista, que permite a algunos pacientes de diabetes tener el objetivo de controlar su diabetes para ayudar a personas que más adelante necesitaran su sangre.

Tanto los pacientes con diabetes como los que padecen la enfermedad de Chagas, pueden ser donantes de sangre, con la condición de que su enfermedad no esté en un punto crítico, sino todo lo contrario.

Los donantes tienen que presentar una constancia emitida por sus médicos tratantes de que la enfermedad está controlada y que gozan de una buena salud, además debe decir el tipo de tratamiento que llevan.

Según los lineamientos internaciones, los candidatos que decidan donar deben tener entre 18 y 65 años de edad y tienen que mostrar la identificación oficial del sitio en donde realizaran la donación.

Donar sangre siendo diabetico

Los donantes tienen que pesar más de 50 kg y no pueden tomar medicamentos de ninguna índole. Está prohibido el consumo de alcohol 48 horas antes de este proceso.

Para donar sangre las mujeres no pueden estar en periodo de menstruación o embarazadas.

Las personas que han padecido o padecen de enfermedades contagiosas como la hepatitis B y C o el SIDA, no pueden donar sangre, es una de las normas más estrictas.

El día de la donación, la persona tiene que tener un ayuno de por lo menos de 4 horas y debe ser sincero con respecto al historial clínico. Hay que recordar que la sangre que dones se dará a otro paciente y puede ser perjudicial para su salud si ocultas alguna patología .

Como donar sangre si soy diabetico

Las contraindicaciones  de una donación son las únicas que pueden retrasar este rápido proceso que usualmente se lleva entre 5 y 6 minutos. Una vez terminado el proceso, la persona que done debe esperar durante unos 20 a  30 minutos y comer algún refrigerio para conseguir establecer el azúcar en el cuerpo. Si la persona es diabética, necesita mayor atención los 20 minutos posteriores a la donación.

Después de una donación, el donante diabético o no, debe tener un consumo de líquidos que pueda recompensar la pérdida de sangre y estimular la producción de esta. No se puede fumar  o consumir alcohol el mismo día, evitar los esfuerzos físicos.

Cuando se dona sangre, no se sube o baja de peso, estos son mitos que ha creado la gente para evitar la donación, no se pueden contraer enfermedades porque no se entra en contacto con ningún cuerpo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *