¿Por qué los diabéticos no cicatrizan?

La cicatrización es el proceso biológico mediante el cual el cuerpo regenera sus células o tejidos vivos de la piel, después de haber sufrido alguna herida cutánea. Este proceso tiene varias fases, y en cuestión de días después de haber pasado por todas ellas, la herida queda totalmente reparada.

Aunque todos tenemos la capacidad de cicatrizar, las personas que padecen de diabetes, presentan una condición diferente en este particular.

diabeticos no cicatrizan

Las heridas de una persona diabética tienen que ser tratadas de forma distinta a la de una persona con niveles de azúcar normales en la sangre, puesto que su proceso es más lento y hasta peligroso en caso de no atenderlas a la brevedad posible.

Es importante mencionar que existe un mecanismo en el trastorno de cicatrización de una persona diabética llamado Microanglopatía diabética. Esta es una característica morfológica en la diabetes que consiste en que las membranas basales se engrosan y se evidencian en los capilares de la piel, del musculo, el esqueleto, la medula renal y la retina en el caso de los ojos.

Este mecanismo se traduce en que los pequeños vasos que se engrosan, impiden la adecuada circulación de la sangre, trayendo como consecuencia que ni  el oxígeno, ni los nutrientes ni los glóbulos blancos lleguen en su proceso normal de reparación de la herida.

Debido a esto es que la cicatrización en los pacientes diabeticos se retrasa y da pie a que aparezcan las infecciones que son sumamente peligroso  para la salud de un diabético.

La cicatrización en los diabéticos

Este es un tema serio en cuanto a que como su sistema inmunológico no trabaja correctamente, es más lenta y por tardarse más de lo normal, abre paso a posibles infecciones que dañen el tejido donde se produce la herida, lo que conlleva a que se tomen medidas drásticas para salvar a la persona de una infección general en su cuerpo.

Esas medidas drásticas se traducen, en los casos más extremos, en la amputación de ciertos miembros del cuerpo como dedos, brazos o piernas, dependiendo de la gravedad y el tiempo que lleve la infección en el cuerpo del diabético.

diabeticos ulceras

Concluyendo podemos decir que no es que los diabéticos no cicatricen,  a través de un tratamiento adecuado para su herida y la oportuna atención a la misma, puede cicatrizar sin mayores complicaciones.

La cicatrización va a depender del tipo de herida, el tipo de tratamiento y la brevedad con que esta sea tratada. El tiempo aquí es fundamental para evitar consecuencias devastadoras en una persona con diabetes.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *